"non, rien de rien, non je ne regrette rien, ni le bien qu´on m´a fait ni le mal, tout Ça m´est bien egal; non, rien de rien, non je ne regrette rien, c´est payé, balayé, oublié... je me fous du passé. avec mes souvenirs, j´ai allume le feu, mes shagrins, mes plaisirs, je n´ai plus besoin d´eux; balayé les amours avec leurs tremolos, balayé pour toujours... je reparas a zéro... non, rien de rien, non je ne regrette rien............."(edith piaf).

aventuras y desventuras

miércoles, 2 de febrero de 2011

EL MARAVILLOSO MUNDO DEL TÉ. PRIMERA PARTE

Querid@s, me gustaría compartir con vosotros no sólo recetas de repostería sino cualquier otra cosa que para mí sea importante o me llame la atención. Es por esto que estoy recopilando información sobré el té: tipos, formas de degustarlo, orígenes... Además mis adorados Cupcakes ligan estupendamente con un buen té. Espero que os guste como a mí.



ORIGEN DEL TÉ.
Cuenta la leyenda (unos que sobre el 2737 a.C y otros incluso la remontan al 5000 a.C)que en China, mientras el emperador Shen Nung hervía su agua (costumbre que tenía con todo el agua que bebía) bajo la sombra de un árbol, se le cayeron unas hojas dentro de su cuenco a causa del viento. Se mezclaron con el agua y le dieron un color y un olor delicado. El emperador lo probó y se deleitó tomándolo. Ese árbol era una planta silvestre de té.
En la India, cuenta otra leyenda que el príncipe Dharma, tercer hijo del rey Kosjuwo, fue tocado por la gracia y decidió dejar su país para seguir las enseñanzas de Budha en China. Para sentirse digno de tan magnífica misión, se prometió no dormir durante los nueve años de su periplo. Terminando el tercer año
 y a punto de sucumbir en un profundo sueño recogió unas hojas de un árbol de té silvestre y las mordió mecánicamente. Las cualidades estimulantes del té le proporcionaron a Dharma la fuerza necesaria para mantenerse despierto los 6 años que le restaban.
En Japón, la historia es un poco diferente: después de 3 años, Dharma se durmió vencido por el cansancio. Al despertarse, se sintió enfurecido por su falta y se cortó los párpados, tirándolos a la tierra. Años más tarde pasó por el mismo lugar y se encontró que había nacido un árbol que no conocia y cuyas hojas tenian la propiedad de mantener sus ojos despiertos.
Cualquiera que sea la leyenda parece que los arbustos son de China, probablemente de la región situada en la frontera de Birmania, Vietnam del Norte y de Yunnan y que el hábito de consumir esta bebida fue desarrollado por primera vez por los chinos.


TIPOS DE TÉ.
La diferencia entre ellos se basa en el grado de fermentación de cada uno:
Los blancos son los que se consumen en su estado natural.
Los verdes son los que no se dejan fermentar.
Los amarillos como los verdes no se fermentan pero su fase de secado es más corta.
Los wu-long (oolong) o azul son los semi-fermentados.
Los negros son los totalmente fermentados.
Los tés rojos o Pu er (cuya fermentación es diferente a la de los negros, tratándose de una fermentación no encimática).


Tenemos también:
Los tés perfumados, mezclados con hierbas, frutas, esencias o especies.
Rooibos o tés desprovistos de teína.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CADA COMENTARIO VUESTRO LE DA SALECITA A MI VIDA. GRACIAS POR REGALARME UN POCO DE VUESTRO PRECIADO TIEMPO.