"non, rien de rien, non je ne regrette rien, ni le bien qu´on m´a fait ni le mal, tout Ça m´est bien egal; non, rien de rien, non je ne regrette rien, c´est payé, balayé, oublié... je me fous du passé. avec mes souvenirs, j´ai allume le feu, mes shagrins, mes plaisirs, je n´ai plus besoin d´eux; balayé les amours avec leurs tremolos, balayé pour toujours... je reparas a zéro... non, rien de rien, non je ne regrette rien............."(edith piaf).

aventuras y desventuras

viernes, 25 de febrero de 2011

EL MARAVILLOSO MUNDO DEL TÉ. TERCERA PARTE

EL TÉ EN EUROPA.



A partir del s.x el té en China se convierte en un producto de exportación de primer orden, primero en los países asiáticos y más tarde, en el s xvii, en Europa.


Los primeros en recibir tan preciada bebida son los holandeses. Hacia el año 1606 se registra el primer cargamento en un puerto occidental. La Compañía de las Indias Orientales holandesa, mantiene su monopolio del té hasta finales de 1660 incluso tras la creación de su competidora más directa L´ East India Company británica (año 1615).


En 1657, Thomas Garraway, que posee un café en Londres, introduce el té en su negocio y lo publicita en un periódico de la época, donde menciona la aceptación de este brebaje por los médicos chinos.
Si bien su propagación se encuentra con una fuerte oposición en sus inicios, el uso del té se propaga rápidamente, y pasa de ser reservado a los príncipes para que todo el mundo lo tome en las cafeterías, bautizadas ahora como "Casas de Té".
Poco antes de morir, Cronwell, aplica una tasa muy alta al té, y este se convierte en un producto de contrabando.
En el s xviii, el precio del té baja y pasa a considerarse bebida oficial nacional en Inglaterra.


En Francia el té obtuvo gran controversia, desde 1950, en los círculos médicos. Pese a ello, adquirió gran popularidad.

El té fue conquistando poco a poco el resto de Europa si bien no durante mucho tiempo, en algunos de los lugares retomaron sus antiguas bebidas como Alemania y su cerveza, España, Francia y Portugal con su vino y café. En Inglaterra, Escocia y Rusia, no obstante, el té si llegó para quedarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CADA COMENTARIO VUESTRO LE DA SALECITA A MI VIDA. GRACIAS POR REGALARME UN POCO DE VUESTRO PRECIADO TIEMPO.